Diciembre 04, 2020

La profesora Marianela dictó clases y protegió a sus alumnos en la pandemia

Los padres de familia se quedaron tristes porque la maestra, al no contar con un ítem, no podrá retornar la próxima gestión. El anhelo de los papás y los niños es que la profesora vuelva el próximo año y se pueda lograr una plaza”, dice el señor Jhasmani Estrada. 


Sábado 21 de Noviembre de 2020, 6:30pm






21 de noviembre (Urgente.bo).- Responsable, comprometida y excelente profesional, así califican los padres de familia de la comunidad de Parroscato del municipio de Chulumani a la profesora Marianela Copa, quien continúo dictando clases a sus alumnos de nivel inicial durante la emergencia sanitaria por la COVID-19, incluso aun, estando embarazada.

Jhasmani Estrada, presidente del Consejo Educativo de la Unidad Educativa Pedro Domingo Murillo, sostuvo que la maestra implementó medidas de bioseguridad para que los niños continuen con el proceso de aprendizaje durante la gestión 2020.

Relató que, a mediados del mes de junio, tras un periodo de 15 días de aislamiento preventivo, Copa inició con las clases presen-ciales; a esto se suma un compromiso interno que realizaron los padres de familia para no salir a la sede de gobierno con el objetivo de evitar contagios en la comunidad estudiantil.

“De todos los profesores que tenemos es la única que llegó a preocuparse por la educación y formación de los niños. Tras una reunión de padres le pedimos a la profesora que se quede, para continuar con el proceso de aprendizaje de los alumnos”, destacó Estrada quien luego subrayó que la maestra, a pesar de estar en etapa de gestación, cumplió con sus alumnos y se ganó el cariño de todos los padres de familia de la comunidad de Parroscato.

A pesar de no contar con un ítem, la profesora Copa se comprometió con sus alumnos y no los abandonó en la emergencia sanitaria y continúo dictando sus clases.  Ante este compromiso y muestra de profesionalismo, los padres de familia expresaron su satisfacción por la labor de la educadora y buscan gestionar ante las autoridades del Ministerio de Educación una plaza oficial para la maestra. 

Entre tanto, los padres de familia se encargan de cancelar el sueldo a la profesora con los aportes que realizan los progenitores de los alumnos de nivel inicial, que el 19 de noviembre se graduaron en un acto simbólico en la Unidad Educativa Pedro Domingo Murillo.  

Entre los graduados están: 10 alumnos; 6 de nivel inicial y 4 de preinicial. 

“La maestra no salió de la unidad educativa, por seguridad de los niños se quedó en su vivienda. Los padres de familia se quedaron tristes porque la maestra, al no contar con un ítem, no podrá retornar la próxima gestión. El anhelo de los papás y los niños es que la profesora vuelva el próximo año y se pueda lograr una plaza”, añadió. 

Estrada aseguró que, si bien existe la predisposición de los padres de familia de contar con la maestra para la próxima gestión, no cuentan con los recursos suficientes para continuar pagando el sueldo. “Pido a las autoridades del Estado, Ministerio de Educación, Cámara de Senadores y Diputados puedan colaborarnos a conseguir un ítem para la maestra que con toda la valentía cumplió con su trabajo y no se olvidó de nuestros niños”, subrayó.

///