Diciembre 07, 2019

Diez policías paraguayos están vinculados al clan de narcotraficantes Candia Castedo

El martes se informó que la exsecretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación del Beni, Mayerling Castedo, fue aprehendida por ser parte de esta organización que se dedicaba a traficar droga desde Bolivia para distribuirla a Brasil con tránsito en Paraguay.


Miércoles 5 de Junio de 2019, 1:00pm




5 de junio (Urgentebo).- La fiscal paraguaya Lorena Ledesma informó este miércoles que 10 policías de Paraguay, entre ellos oficiales de alto rango, fueron imputados y tienen vínculos con el narcotráfico, además de nexos con el clan boliviano Candia Castedo. Los efectivos forman parte de una lista de 16 investigados.

El martes se informó que la exsecretaria de Desarrollo Humano de la Gobernación del Beni, Mayerling Castedo, fue aprehendida por ser parte de esta organización que se dedicaba a traficar droga desde Bolivia para distribuirla a Brasil con tránsito en Paraguay. Fue capturada junto a hija Jhoice Candía Castedo por vínculos con Luis Darío Candía Zelada, el piloto que cayó en mayo en Paraguay con 302 kilos de cocaína, caso por el cual son investigados los 10 policías paraguayos.

“Tenemos 16 imputados, de los cuales 10 son policías, uno es boliviano (civil) y (otros) cinco son paraguayos. Los policías también (son) paraguayos. Policías de alto rango, desde el jefe de Orden y varios oficiales que pertenecen a varias fuerzas”, declaró Ledesma al periódico digital Urgentebo.

Un jefe de Orden y Seguridad, en el vecino país, representa al tercer cargo de importancia en la Policía del Paraguay, después del Comandante y Subcomandante.

La autoridad judicial indicó que el resto de los funcionarios policiales tenía grados de comisario, comisario general y oficiales; además, había uniformados que trabajaban en los departamentos de Inteligencia y de Tráfico de Sustancias Controladas.

Ledesma informó que la investigación de este caso comenzó el 17 de mayo, cuando se arrestó a los 16 imputados. En tal sentido, indicó que tenían la información que en esa fecha iba a llegar una avioneta boliviana cargada de cocaína a una pista clandestina.

“Lo que no teníamos previsto es que en la estructura (de la organización) íbamos a encontrar a agentes policiales esperando el aterrizaje de la avioneta, sin tener ninguna orden legal ni judicial que justifique el procedimiento”, agregó.

Asimismo, detalló que la manera de operar se esta organización era llevar la droga de Bolivia, recargar el combustible de las naves aéreas que transportaban la cocaína en Ciudad del Este o Pedro Juan Cabellos (regiones paraguayas) para internarla en Brasil como destino final.

///