Enero 19, 2020

Lavadores de dólares son 100% bolivianos, los reciben en sus cuentas

Expertos en investigar las transacciones ilícitas señalan que una de las características del lavado de dinero en Bolivia es que unos son los “lavadores” y otros son los proveedores del dinero sucio proveniente de actividades como el narcotráfico.


Domingo 29 de Mayo de 2016, 9:30am




La Paz, 29 de mayo (Urgentebo).- Expertos en investigar las transacciones ilícitas señalan que una de las características del lavado de dinero en Bolivia es que unos son los “lavadores” y otros son los proveedores del dinero sucio proveniente de actividades como el narcotráfico.

“El 100% de los lavadores de dinero que hay en el país son bolivianos”, dice Franco Rojas Sagárnaga, gerente general del Grupo AMLC, especialistas en Prevención de Lavado de Activos y Financiamiento, y exinvestigador financiero de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), al identificar uno de los modus operandi de esta actividad en el país.

Pues lo que se hace normalmente es que los lavadores abren o habilitan sus cuentas bancarias para que, por ejemplo, los narcotraficantes depositen su dinero.

“Los lavadores de dinero no necesariamente son los que ejecutan el acto violento, sino que son los que dan limpieza al dinero ilícito, entonces esa es la diferencia, por eso me animaría a decir que todos son bolivianos”, remarcó.

Este dato fue confirmado por un miembro del ente encargado de la lucha contra el narcotráfico, que prefirió guardar su nombre en reserva.  Él señala que en el país hay “emisarios” extranjeros que “tienen vínculos con los clanes familiares en Bolivia”, los cuales están siendo investigados.

La mala clasificación de Bolivia

Según el ranking elaborado por el Instituto de Gobernanza de Basilea, ente multidisciplinario especializado en prevención de la corrupción y el lavado de dinero,  en base a los datos del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), Bolivia es el segundo peor país sudamericano en la lucha contra el lavado de dinero, solo detrás de Paraguay.

Este ranking clasifica a 162 países según el grado de vulnerabilidad de su infraestructura jurídica e institucional frente al blanqueo de activos ilícitos.

Para ello establece un índice, en el que 0 significa la ausencia de riesgos, y 10, una indefensión absoluta ante estos delitos.

Según su último informe, Bolivia ocupa el puesto 17 de los 162 países, con un índice de 7,38. En Sudamérica, solo está por debajo de Paraguay, que tiene un índice de riesgo de 7,56.

Las cifras así lo corroboran. A pesar de que el país tiene cinco leyes y tres decretos supremos que buscan afrontar este problema, el número de sentencias es muy bajo en relación a las denuncias presentadas.

Por ejemplo, a finales del año pasado, el representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Antonino Di Leo, señalaba que Bolivia tenía 950 denuncias de lavado de dinero.

Por su parte, la Dirección Nacional de Sustancias Controladas de la Fiscalía General del Estado, indicó a Oxígeno que la gestión 2015 se cerró con un total de 111 procesos por Legitimación de ganancias Ilícitas, de los cuales 60 corresponden al departamento de Santa Cruz, 19 a La Paz, 13 a Cochabamba, 10 al Beni y el restante a los demás departamentos.

Empero, el 2015 Bolivia solo tuvo 11 sentencias respecto a este tema.

“Al margen de los resultados, las investigaciones en temas de lavado de activos revisten mayor complejidad, asimismo requiere cierta especialidad por parte de los Fiscales, y la pasada gestión se ha creado esta especialidad para los Fiscales de las (ciudades del) Eje”, aseguró el Director Nacional de Sustancias Controladas de la Fiscalía General del Estado, Freddy Larrea.

A esto se suma que el país es productor de cocaína y marihuana, casi, por excelencia. Según los datos de la UNODC, durante la gestión 2015 en Bolivia se incautaron 12,6 toneladas de cocaína base, 8,6 toneladas de clorhidrato de cocaína y 26,1 toneladas de marihuana para expendio.