Diciembre 06, 2019

Un tenista paceño hace historia, es campeón del US Open junior en dobles

Espectacular e irrepetible, parece ser lo que consiguió tenista paceño Juan Carlos Aguilar, quien junto al brasileño Felipe Meligeni derrotó a los canadienses Benjamin Sigouin y Felix Auger Aliassime por 6-3 y 7-6 (6-4).


Sábado 10 de Septiembre de 2016, 8:45pm




tenis.boliviano.jpg

La dupla conformada por el brasileño y el boliviano

La Paz, 10 de septiembre (Urgentebo.com).- En un hecho histórico para la raqueta boliviana, el tenista nacional Juan Carlos Aguilar  y el brasileño Felipe Meligeni conquistaron este sábado el título Junior US Open en la modalidad dobles. Aguilar se convierte en el único tenista boliviano en ganar un Grand Slam.

Espectacular e irrepetible, parece ser lo que consiguió tenista paceño Juan Carlos Aguilar, quien junto al brasileño Felipe Meligeni derrotó a los canadienses Benjamin Sigouin y Felix Auger Aliassime por 6-3 y 7-6 (6-4).

“La noticia no es una más, si bien hemos tenido varios campeones juveniles en varios torneos al rededor del mundo, ganar un evento Grand Slam, es un suceso especial para cualquier tenista, Carly, como lo conocen sus amigos, estuvo en dos de los cuatro grandes del circuito mundial en este 2016”, dice el sitio especializado en deporte Latebo.

Durante el torneo en la modalidad dobles la dupla boliviana brasileña  perdió un solo set, demostrando su amplio dominio en el certamen.

Con solo 17 años, Aguilar consigue un espectacular título siendo el único boliviano en ganar un Grand Slam en la historia del tenis.

“Es espectacular, pero confirma lo que el capitán de Copa Davis (Mauricio Soliz) vio en él desde hace un gran tiempo. Tiene mucho futuro y esperemos que siga por esta senda”, indicó el presidente de la Federación Boliviana de Tenis, Alvaro Guzman.

El paceño que radica en Canadá, es el primer boliviano en celebrar un título en el gran evento de tenis de New York y el mundo del tenis en nuestro país se rinde a sus pies, porque Aguilar encontró una forma única para dejar de ser promesa y ahora convertirse en una realidad para el tenis boliviano.